NUEVO ESTUDIO EN INGLATERRA CONFIRMA QUE LOS BEBÉS SIENTEN DOLOR CUANDO SON ABORTADOS

Una nueva investigación realizada por un investigador provida y otro proaborto, ha comenzado a derribar el falso «consenso científico» según el cual antes de las 24 semanas de gestación los bebés no sufren dolor.

«Seguir adelante a pesar de la nueva evidencia rozaría con la «osadía moral»», dijo el profesor británico Stuart Derbyshire en su artículo titulado «Reconsiderando el dolor fetal» publicado en la influyente revista científica Journal of Medical Ethics.

El artículo fue reseñado recientemente en el diario británico Daily Mail.

Derbyshire ha sido consultor de las organizaciones abortistas Pro-Choice Forum, en Inglaterra y de Planned Parenthood, en Estados Unidos.

Evidencia científica lleva a reconocido médico abortista a cambiar de posición
Ya en 2006 Derbyshire se había pronunciado sobre el tema, pero en sentido contrario. En otra publicación científica, el British Medical Journal, había afirmado que era una «buena política» negar a las mujeres información sobre el dolor fetal durante el aborto, debido a que «la evidencia indica que no pueden sentirlo».

Stuart Derbyshire
Sin embargo, Derbyshire reconoce ahora que el cerebro y el sistema nervioso están lo suficientemente preparados a las 18 semanas para que los bebés en gestación pueden sentir dolor.

Se derriba el consenso médico sobre el dolor fetal
Hasta el momento los médicos consideraban que la corteza más externa del cerebro, el córtex, no estaba lo suficientemente desarrollado para registrar el dolor, y que por lo tanto no podrían sentir dolor antes de las 24 semanas.

Sin embargo, estudios recientes han demostrado que ese consenso ya no es sostenible. Un estudio encontró, inclusive, que un adulto aún podía sentir dolor a pesar de tenía el cortex profundamente dañado.

Derbyshire y el otro investigador, el médico provida John Bockmann, concluyeron que:

Dada la evidencia de que el feto puede sentir algo de dolor durante los abortos tardíos, parece razonable que el equipo clínico y la mujer embarazada sean animados a tener en cuenta la anestesia fetal para aliviar el dolor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *